You are here: Home > De todo un poco > Un Hotel con 7 fantasmas “conviviendo” en la misma habitación

Un Hotel con 7 fantasmas “conviviendo” en la misma habitación

La 333 es famosa por ser la habitación de uno de los establecimientos hoteleros más grandes y antiguos. La estancia del hotel The Langham, en el centro de Londres, ha tenido numerosos informes de fantasmas en los últimos años, algunos tan aterradores que han hecho que los clientes huyan en plena noche.

Un poltergeist sacude la cama con tanta fuerza que hacía caer al suelo a quien dormía en ella; otras veces, una fantasmal y brillante bola de energía flota en el aire; y otros fenómenos paranormales que detallaré más adelante. Curiosamente, muchos de los avistamientos de fantasmas han sido vividos por el personal de la BBC, legendaria emisora ​​de Gran Bretaña – ya que el hotel se encuentra frente a la que ha sido casa desde hace mucho tiempo de la corporación, la Broadcasting House, por lo que el personal solía quedarse allí cuando el trabajo les obligaba a seguir hasta altas horas de la noche fueron a hospedarse en la 333, posteriormente se hicieron en esta misma pieza producciones de radio de la BBC.
Se rumora que siete almas en pena vagan por las estancias del Hotel Langham. Un médico asesino, un hombre con la cara partida, un príncipe suicida,  otro que tira a los huéspedes de sus camas, un viejo mayordomo con calcetines rotos, un criado de uniforme azul y hasta el mismisimo Napoleón III, quien vivió en este hotel durante los últimos días de su exilio. El terror está a la vuelta de cada esquina, pero es la habitación 333 la que parece congregar los sucesos y anomalías más espeluznantes de que se tenga memoria en ese hotel.
A lo largo de los últimos 170 años –o así se recoge en la historia del Hotel Langham–, al menos siete fantasmas se han aparecido de forma regular, como lo ratifican los propios dueños del establecimiento. También muchos de trabajadores de la cadena británica BBC, que en su día usaron estas instalaciones como estudio de grabación, confirman tales sucesos. Pero, ¿quiénes son estos huéspedes espectrales que se empeñan en no abandonar el edificio?
Según los testigos, el primero de ellos es un médico que asesinó a su mujer durante la luna de miel, tras lo cual se quitó la vida. Al parecer, tiene el pelo gris y aires de caballero victoriano, con capa, corbata y aspecto impecable. Aunque es su mirada, fija y desafiante, y sus ojos totalmente blancos, lo que más llama la atención del conjunto.
El segundo fantasma se atribuye a un difunto príncipe alemán, que saltó por la ventana desde la cuarta planta, muriendo en el acto. El tercer espectro ofrece, al parecer, una imagen horrible, con una herida abierta en el rostro y cierta predilección por aparecer, completamente inmóvil, en mitad de vestíbulos y recibidores.
El cuarto de los integrantes de esta comitiva espectral fue, en vida, presidente de la Segunda República Francesa. Y es que cuentan que Napoleón III, quien se hospedó en el Langham durante los últimos días de su exilio, vaga ahora por los sótanos del hotel.
Escasamente gracioso les resulta a los huéspedes nuestro siguiente espíritu, pues tiene la molesta costumbre de arrojarlos de la cama mientras duermen plácidamente. También el fantasma de un mayordomo hace de las suyas, si bien se conforma con deambular descalzo por los pasillos, mostrando sus calcetines agujereados. El último figurante de esta galería fantasmal, que de forma permanente habita este inmueble londinense, es un criado de uniforme azul claro y peluca, cuyas apariciones coinciden con un pronunciado descenso de la temperatura.

Con todo y esto el Langham brinda comodidad y buena atención a vivos y muertos, en su publicidad no falta el detalle de ser un hotel embrujado con fantasmas incluidos como huespedes permanentes.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS

Comments are closed.

>